Connect with us
¿Qué es mejor invertir en renta fija o variable? ¿Qué es mejor invertir en renta fija o variable?

Aprender a invertir

¿Qué es mejor invertir en renta fija o variable?

Cuando de invertir tu dinero se trata, debes tener claro los diferentes conceptos fundamentales; para entender cuál es la mejor opción de inversión para ti. En nuestro artículo de hoy te aclaramos: ¿Qué es mejor invertir en renta fija o variable?

Existen dos tipos de inversión, que están destinadas a los diferentes tipos de inversores; que son:

  • Inversiones de renta fija.
  • Inversiones de renta variable.

En primer lugar, las inversiones con renta fija; son las que representan menos riesgos para el inversor. Sin embargo reportan una buena rentabilidad a tu dinero, dentro de los diferentes mercados financieros.

Por otra parte, las inversiones con renta variable, están pensadas para aquellos inversores con mayor ambición; que requieran mayor rentabilidad en su inversión, lo que por supuesto conlleva, mayor riesgo.

¿Qué es mejor invertir en renta fija o variable?

Decidir cuál de los dos tipos de renta es mejor, va a depender exclusivamente de tus necesidades, intereses, expectativas y ambición.

Debes tener claro, que cuando se trata de renta fija; se refiere a depósitos a corto, mediano y largo plazo. Los cuales generan un porcentaje al valor nominal del activo, con intereses fijos.

Una vez vencido el plazo de la inversión, recuperas el valor nominal total del producto; por lo que resultan bastantes seguros. Sin embargo, la seguridad en la inversión, le resta rentabilidad; siendo este el principal defecto de las rentas fijas.

Estas inversiones resultan ideales para los inversionistas con grandes capitales, para quienes la seguridad es más importante que la rentabilidad. Entre las inversiones de renta fija, puedes adquirir: bonos de la deuda pública y entidades privadas, pagarés, entre otras.

Por su parte, las inversiones de renta variable, resultan muy atractivas para los inversores más osados. Representan inversiones a largo plazo, que se realizan en compras de acciones de una empresa; sujetas a altas fluctuaciones en el mercado de las acciones.

Entre los ejemplos más comunes de inversiones de renta variable, están: Las acciones de la bolsa en empresas de origen privado, forex, divisas, índices, compras de materia prima, commodities, derivados financieros y otras opciones.

En caso de que la inversión sea exitosa, las ganancias a largo plazo, serán mucho más rentables que las del mercado de renta fija; pero si por el contrario, la inversión fracasa, las pérdidas resultan ser cuantiosas.

Tendencias